Este blog pretende “ser”, “compartir”, un espacio de “silencio interior”, de búsqueda hacia el Indeprofundis. Es mi mirada hacia mi Indeprofundis. Es mi necesidad de expresar mi continuo caminar. De comunicar mi continuo aprendizaje vital y constante. Es un espejo que busca, las miradas internas, las voces internas, las palabras internas, de otros tantos caminantes que van también hacia su Indeprofundis.





miércoles, 26 de julio de 2017

Matsuo Basho, maestro del Haiku


"He llegado a este poeta por caminos transversales, pero en ellos había una unidad, una comunión, la de mi ser, con la naturaleza. Así que es natural que se establezca este puente y que les muestre sus colores, texturas, olores, presencia..."



Ah, este camino
que nadie recorre,
excepto el crepúsculo.





Matsuo Basho, poeta japonés nacido en Ueno, Akasaka en 1644. 


                     Matsu Basho, montando en un caballo, dibujo por Sugiyama Sanpo.


Perteneció a una família noble, pero a los 19 años decidió alejarse de su família y vivir con sus propios recursos. Sirvió como discípulo del Jefe Samurai Toudou Yoshitada. Cuando éste murió, fue alumno del gran poeta de la literatura china Kitamura Kingin, quién lo guió hasta convertirlo en un gran maestro de la literatura. 

En 1675 se trasladó a Edo, actual Tokio, ingresando en el círculo del Haiku, en el que formaban parte grandes poetas de la época.

                                     

                                       Horohoroto
  
Adquirió gran fama en el ambiente cultural, logrando una buena independencia económica, que le permitió trasladar su residencia a las afueras de la ciudad para lograr la tranquilidad y la inspiración necesarias para desarrollar su labor poética.



                      Retrato de Matsu Basho por Katshuhika-Hokusai



Falleció en 1694, víctima de una corta enfermedad.


Matsu, decía del Haiku, que es, "sencillamente, lo que sucede en un lugar y en un momento dado".








El Haiku, es un género poético, de orígen japonés. Los haikus se escriben, según la tradición, en tres versos sin rima, de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Suelen hacer referencia a escenas de la naturaleza o la vida cotidiana.

Está fuertemente influenciado por la tradición Zen. Poemas breves, directos, simples y naturales, pura intuición del aquí y el ahora.

Algunos Haikus:


Las sendas de Oku

No hablaron una palabra
el anfitrión, el huésped
y el blanco crisantemo.

***
La luna de la montaña
ilumina también
a los ladrones de flores.

***
Qué gloria!
Las hojas verdes, las hojas jóvenes,
bajo la luz del sol.



Primavera

El escenario de la primavera
está casi preparado:
la luna y las flores del ciruelo.

***

Un viejo estanque:
Se zambulle una rana,
el sonido del agua.

***

¡Despierta, despierta,
mariposa dormida,
y seamos compañeros.



Verano

El río Mogami
Ha arrastrado al ardiente sol
Hasta el Océano.

***

Una casa exquisita:
Los gorriones son felices en el mijo
Del campo trasero.

***

Silencio;
La voz de las cigarras
Penetra las rocas.



Otoño

La luna pasa rápidamente
Las ramas aún sostienen,
Las gotas de lluvia.



***

El crisantemo
Es delgado y débil
Pero tiene su destinado capullo.

***

El sol rojo brillante,
Implacablemente caliente,
Pero el viento es de otoño.



Invierno

La primera nevada;
las hojas de los narcisos 
Se doblan.

***

La tempestad de invierno
Se escondió entre los bambúes,
Y amainó en silencio.





***

Retiro invernal;
En la pantalla dorada
El pino envejece.






Estos son algunos de los Haikus de Matsuo Basho, espero les haya gustado.




------------
BIBLIOGRAFIA:

-Wikipedia






lunes, 12 de junio de 2017

Jean-Françoise Millet y su mundo rural...


La 1ª vez que vi un cuadro de Jean Françoise Millet:




fue hace unas 3 décadas aproximadamente, en el museo del Modernismo en Barcelona, en la Ciutadella. Paseando entre cuadros, me detuve ante éste:


                                      El Angelus, 1857-89



Una pareja de campesinos orando. 


En muchos de sus cuadros, Millet tiene el don de plasmar, de expresar pictóricamente la "acción humana", íntegra.
Cuando contemplas "El Angelus", todo tu ser entra en el mismo estado meditativo y profundo que los personajes que pinta en ese paisaje. Tu cuerpo, mi cuerpo se vuelve hacia mi/tú interior. A ese estado de silencio interior, al recogimiento necesario para "hablar hacia el Dios Interno". Belleza que se vive y belleza que al contemplarse, "un@ es tocado" por esa gracia.

Pero no ocurre solamente con El angelus, también sucede con "Las espigadoras":






Nos damos cuenta que en este momento, "yo soy, una de ellas" y no porque me entusiasme este trabajo, pues a mis lumbares no les atrae para nada...sinó porque el cuadro, las figuras te llevan Ya!, a la acción de "espigar", agacharte y recoger las espigas del suelo.

¿Y por qué sucede esto? creo que fue, porque J.F. Millet, nació en la campiña francesa. De padres campesinos, el se nutrió, se crió, jugó, observó todos los amaneceres, atardeceres, los campesinos labrando, ordeñando la vaca, en las numerosas tareas cotidianas de la vida del mundo rural en la Francia del siglo XIX. Y eso significa, que "la vida rural", estaba integrada en todo su ser. 





Cuando Millet, empieza a pintar en su vida parisina, en la ciudad, en el mundo urbano, éste no pinta sus boulevards o la Torre Eiffel, él pinta lo que lleva en su alma, en su corazón: el mundo rural que él vivió, olió, degustó, tocó, observó, contempló:


                                El aventador, 1848








Mujer horneando pan


Jean Françoise Millet nació el 4 de octubre de 1814 en la población de Grouchy, en Normandía. Era el 2º hijo de una família acomodada de agricultores instruídos (su padre era organista y maestro de coro de la iglesia; un tío suyo, médico y otro sacerdote. 





A pesar de trabajar en el campo desde joven, también recibió una buena educación. Sus aficiones, la lectura, la literatura; y desde su infancia se reveló su talento hacia el dibujo. Millet sería reconocido como uno de los más importantes dibujantes del siglo XIX).




Cliffs of Greville






Llega la tormenta






La tempestad de viento, 1871-77


Este cuadro inspiró casi con toda certeza la obra homónima de Van Gogh, que nunca ocultó su admiración por Millet:


La mágica noche estrellada, 1855-67





Al igual que éste. Van Gogh, hizo muchas copias de los cuadros de Millet, (como éste de la siesta). Van Gogh escribió en una ocasión: "Considero a Millet, y no a Manet, un pintor moderno que ha abierto a muchos nuevos horizontes".

La Siesta




Otoño

Tras pasar por varios estudios de pintores, Millet en 1837 dió el salto cuando fue a París para continuar sus estudios; ayudado por una beca y gracias a los ahorros de su madre y su tía (su padre había muerto dos años antes), se matriculó en la École des Beaux-ARts, la más prestigiosa institución artística de París.








                                        Pastora


Son también muy interesantes sus dibujos. 






Algunos críticos consideran que sus cualidades esenciales son más reconocibles en sus dibujos, que poseen una frescura a veces ausente en sus cuadros. Esta opinión ya la expresó en 1887 Camille Pisarro, quien escribió a su hermano Lucien: "El principal valor de Millet está en sus dibujos, éstos van desde rápidos esbozos hasta cuidadísimos bocetos para los cuadros".



Escena rural (sin fecha)


En general están hechos a carboncillo, lápiz o tiza negra con los que el autor logra obtener sabios efectos de luz y sombra.




Regreso de los campos, 1873














Aunque al principio sus obras provocaron fuertes controversias, al final de su carrera alcanzó fama internacional.




Las últimas obras:




 La muerte y el leñador, 1859








La Hilandera, 1867










                            Los cazadores de nidos, 1874








-----

BIBLIOGRAFIA:

- Wikipedia

- MILLET,  Grandes Maestros de la Pintura, ed. Altaya




sábado, 22 de abril de 2017

Nostalgias poéticas, nostalgias musicales

No sé porqué, pero hoy... siento una tremenda nostalgia por "volver" a escuchar desde mi alma, las palabras, profundas, sensibles, tiernas, dolorosas, amorosas del poeta Miguel Hernández, conocidas sobretodo, por otro gran poeta musical: Joan Manel Serrat.

Ahí va,un ramillete de las más bellas y olorosas flores (para mí, en estos momentos):

Elegía a Ramón Sijé, poema de M. Hernández.





Tu boca, poema de Miguel Hernández:





Canción Última, poema de M.H.





Menos tu vientre, de M.H., dedicado a su mujer embarazada








Espero que les haya gustado












jueves, 20 de abril de 2017

Joachim Patinir y su misterioso paisaje...

Algunos nombres u apellidos a mi me suenan musicales, poéticos… y eso es inspirador para mí. Hoy, voy a permitirme la licencia de presentar a un pintor cuya obra siempre me ha “atraído” y lo voy a realizar de una manera, -lúdica, didáctica, poética y respetuosa- por supuesto, así que empezemos:… 



Ahí va, mi amigo el pintor, Joachim Patinir: -al que le digo-:






Patina que patinarás, Patinir,

que en el lago acabarás

sino miras bien,

por la barca caerás.


Patina que patinarás, Patinir 

que por la montaña subirás 

y si no observas con precisión 

al suelo resbalarás.


Patina que patinarás 

pero de ¿quién 

 hablamos pues? 


Pues patina que patinarás, 

de Patinir hablamos hoy,
 y si todavía no enterado estás...

Patina, que patinarás 

que al lago caerás!







¿Por qué Patinir?... sus pinturas siempre me han “asombrado”, una mezcla de sorpresa y atracción, sobretodo por sus paisajes, por sus montañas para ser más precisa. Al verlas, me pregunto: ¿pero en el siglo XVI existían estas montañas en el paisaje holandés? Al observarlas sugieren un paisaje fantástico, surrealista si cabe. Es como si entrara por un agujero oscuro y pasara a otra dimensión, incluso a otro planeta…¿un planeta lunar?,¿marte? o ¿Saturno?, porqué no!.



                         Paisaje con San Jerónimo, 1516-7 (M.Na.el Prado)





Los paisajes de Patinir, son misteriosos, porque parecen irreales.  Así que una se pregunta existen en la realidad?...vamos a verlo: (la ciudad donde Patinir nació, Dinant, actualmente está en Bélgica):












                                                                                              Dinant, cerca de Namur







                                                                                  
                                                            


                                    Rocks Bayard-Chandelle  y cuadro de Patinir    
            
         


Sin embargo, no fue el único que pintaba montañas que sugerían irrealidad, misterio, originalidad...
Patinir también bebe de otras fuentes de otros grandes pintores flamencos: El Bosco, de Jan van Eyck, Gerard David, (del que es discípulo):



Detalle de La Tentación de S.Antonio (El Bosco)















                                                                              Detalle del Jardín de las Delícias, El Bosco                                                   




















La Virgen y el niño, de Gerard David




El estigma de S.Francisco de Jan van Eycke 


                                                               

                                       
Joachim Patinir nació en Dinant, 1480 y murió en Amberes el 5 de octubre de 1524. Pintor flamenco de paisajes y temas religiosos. Se le considera precursor del paisajismo, como género independiente. Continuador en la escuela renacentista de Amberes de Gerard David, recibió influencias de Lucas van Leyden y Van der Weyden.

                                                       
                                                   Lucas van Leyden




















El descendimiento, de Van der Weyden





En sus pinturas, el tema principal suele quedar relegado a un 2º plano ante la importancia concedida a la Naturaleza y el ambiente. Utilizó mucho la gama de verdes y azules y las composiciones de horizonte alto.



                            


Los primeros 35 años de la vida de Patinir, incluída su formación, siguen siendo una incógnita. En 1515 ingresó como miembro de la cofradía de pintores de Amberes, ciudad que pasó el resto de su vida. Se le considera discípulo de Gerard David en Brujas.



                           La destrucción de Sodoma y Gomorra


Se casó en dos ocasiones y Albert Durero, fue uno de los invitados de su 2ª esposa. Éste realizó un dibujo de Patinir, que luego otro artista lo realizó en grabado, (retrato de más arriba). Como regalo, recibió un paisaje de Patinir. En su "Libro de viajes", Albert Durero cita a Patinir, como: -el buen pintor de paisajes-.


                        San Jerónimo en el desierto,


Patinir murió en Amberes el 5 de octubre de 1524. Su suegro y colega Quentin Metsys se hizo cargo de su taller y sus hijos. Aunque, con diferentes grados de certeza, se le han atribuído muchas obras, sólo hay 5 cuadros firmados por Patinir. 

Hay otras dos tablas de Patinir, no firmadas pero unánimante consideradas suyas, que son: "Caronte cruzando la laguna de estigia" (Museo del Prado):


Conocí a Patinir, por este cuadro: 


                  "Caronte cruzando la laguna de Estigia"





Me impresionó, este azul tan azulado, que con una capa me cubro, que como agua me invito a beber y toda yo, soy azul y ese azul me envuelve y me dejo envolver. Y me sigue atrayendo esa fuerza azulada, combinada por esos verdes... es precioso!





y "San Cristobal con el niño Jesús" (Monasterio del Escorial):



PATINIR es considerado el padre del paisaje por el extraordinario protagonismo que le otorga en sus cuadros. Sus inmensas vistas combinaban -observación- del detalle naturalista con la -fantasía lírica-.

No obstante, el paisaje no es un tema autónomo sino que justifica y apoya en temas religiosos: san Jerónimo, la huída de Egipto, etc.





                          La Huída de Egipto, 1480-1524



Patinir consigue que sus paisajes sobresalgan disminuyendo el protagonismo de sus figuras, que casi siempre eran pintadas por otros artistas.

Los cuadros de Patinir se caracterizan por el uso progresivo de los colores, que sirven para acentuar la sensación de distancia en los grandes espacios que pinta. Así, en la parte inferior de lo cuadros, donde se encuentra el 1r plano, predominan el marrón y el pardo.





Según se va alejando el paisaje se va imponiendo el color verde y, en las zonas más lejanas, es el color azul el que predomina.

La línea del horizonte suele estar situada en la zona más alta del cuadro (horizonte alto), lo que permite la representación de un espacio muy amplio.



                           Detalle de la Huída de Egipto




Por encima de esta línea suele pintar parte del cielo con un blanco brillante que hace intuir que el espacio prosigue detrás y que sugiere la curvatura de la Tierra.




ROCAS FANTASMAGÓRICAS: La evocación fantástica la consigue con un determinado tipo de formaciones rocosas, casi siempre las mismas en todos los paisajes del autor y posteriormente en las de su supuesto sobrino Hendrick met de Bles, imitadores y otros seguidores. 



Se trata, según los eruditos, de su representación evocadora de una síntesis de peñascos hoy famosos en los parajes que pudo conocer Patinir en su infancia y juventud: el “rocher Bayard” en las orillas del Mosa, en Dinant: la “roche-a-Chandelle” en las proximidades de Furfooz y Hulsonnniaux (en la actual Valonia), también en Namur.



                              Dinant, (actualmente, Bélgica)


Su estilo innovador tuvo seguidores, en varios talleres de la ciudad de Amberes y Bruselas. Entre los más conocidos estuvieron su condiscípulo Jan Wellens de Cock, su posible sobrino Herri met de Bles (que tenía 14 años, cuando murió Patinir) y tres claros seguidores: Lucas Gassel (entre 1500-1570) en Bruselas, y Cornelius Metsys (1510-1562), hijo de Quentin Metsys y Mathys Cock (1509-1548) hijo de Jan Wellen, en Amberes.




Espero que esta presentación lúdica y didáctica os haya gustado y haya sido de vuestro interés. Gracias!



---
BIBLIOGRAFIA:

-Wikipedia

http://www.trazosybosquejos.blogspot.com.es